Paneles, paredes o muros divisorios metálicos para Bodegas

By in , ,
Paneles, paredes o muros divisorios metálicos para Bodegas

Los sistemas de muros divisorios metálicos para Bodegas ofrecen una combinación de economía, servicio y diseño. Durante décadas, el uso de paneles pre-formados o en rollo, han servido a propietarios de edificios y arquitectos, como una de las mejores combinaciones de economía, servicio y diseño.

Los muros divisorios metálicos para Bodegas todavía se hacen hoy, incluso más que antes.

Las razones son muchas, las mejoras recientes en el proceso de fabricación de paneles metálicos han dado como resultado una selección más amplia de perfiles.

Los nuevos desarrollos en tecnología de recubrimiento proporcionan una vida útil aún más larga para los paneles metálicos.

Y existe ahora una multitud de nuevas opciones de diseño, que han permitido que los paneles metálicos prefabricados se abran paso en las nuevas tendencias del diseño para Bodegas y edificios comerciales.

 

Beneficios de los paneles de metal

Los recubrimientos metálicos protectores aseguran la longevidad de los paneles

Los paneles metálicos para muros y paredes se fabrican a partir de una variedad de metales, incluidos acero, aluminio, cobre y zinc.

El acero ofrece una pintura o revestimiento altamente duradera que se aplica a los paneles metálicos, para protegerlos de los elementos del clima.

Este tipo de metal continúa siendo el más utilizado en la construcción de edificios industriales y comerciales.

Los acabados se aplican durante el proceso de fabricación en un entorno controlado, para ayudar a garantizar una mayor protección y longevidad.

Los muros metálicos prefabricados están disponibles con aislamiento o sin aislamiento.

Los sistemas de paneles metálicos aislados, generalmente se componen de un panel exterior y un panel de revestimiento interior.

 

Los paneles prefabricados tienen un bajo costo de instalación

Una de las razones por las que los paneles metálicos han sido tan populares a lo largo de los años, es por sus múltiples beneficios económicos.

Los paredes de metal, por ejemplo, suelen tener un costo de instalación más bajo que el ladrillo, y son comparables al estuco sintético o EIFS.

Esto se debe a que los paneles metálicos a menudo se pueden instalar más rápido que otros materiales de pared, lo que resulta en ahorro de costos de construcción.

Los paneles metálicos se pueden instalar más rápidamente porque su instalación no se ve ralentizada por las condiciones climáticas.

Esta capacidad para todo tipo de clima, minimiza los retrasos en la construcción, permite la programación rápida, hace que los edificios o las bodegas se sequen más rápido y permite que las personas continúen con su trabajo rápidamwnte.

Después de la finalización del edificio o bodega, los propietarios pueden esperar una vida útil del panel o pared de metal de 20 a 30 años, y en muchos casos, incluso más, dependiendo de la ubicación geográfica y las condiciones ambientales circundantes.

La longevidad de los muros divisorios metálicos para Bodegas, se debe no solo a su construcción metálica, sino también a los revestimientos metálicos altamente duraderos utilizados para protegerlos.

Los recubrimientos de alta tecnología también contribuyen a los bajos requisitos de mantenimiento del sistema de paredes metálicas.

También son una opción de diseño ambientalmente responsable y sostenible, que presenta alto contenido reciclado, bajo mantenimiento y larga vida útil.

El metal utilizado en los paneles, por ejemplo, es 100% reciclable al final de su vida útil.

 

Los muros divisorios metálicos para Bodegas, brindan un alto nivel de libertad de diseño

En años anteriores, los paneles metálicos o en rollo, se usaban casi exclusivamente en plantas industriales y almacenes.

Hoy en día, se utilizan en prácticamente cualquier tipo de estructura, desde fábricas y tiendas, hasta escuelas, mezanines y edificios de oficinas.

Una razón para el crecimiento de estos paneles de pared frente a los materiales tradicionales, especialmente en el mercado comercial, es su “nueva” versatilidad.

En un momento, por ejemplo, los paneles prefabricados solo se instalaban verticalmente.

Hoy, también se pueden instalar horizontalmente.

Esta capacidad de usar los paneles metálicos horizontal o verticalmente, puede ayudar a lograr una variedad de looks diferentes y únicos.

Además, ahora se ofrecen varios paneles curvos para dar aún más forma a los diseños de paredes.

 

Amplia variedad de colores, texturas y perfiles

Los paneles de paredes de metal de hoy, también están disponibles en una variedad de tamaños, texturas, colores y perfiles, más amplia que nunca antes.

Algunos de los perfiles más populares incluyen: listón, listón integral, corrugado y escalonado; todos los cuales ayudan a crear revelaciones distintivas, líneas de sombra y otros efectos arquitectónicos.

La elección de texturas varía desde una apariencia suave hasta una apariencia de estuco, mientras que la elección de colores varía desde tonos estándar hasta colores personalizados para ayudar a crear edificios visualmente más interesantes.

La gran cantidad de opciones de diseño ahora disponibles con muros metálicos, ofrece la oportunidad de agregar efectos arquitectónicos, distintivos a un edificio sin incurrir necesariamente en un gasto adicional.

El costo económico combinado con el rendimiento, probado a lo largo del tiempo, posiciona a las paredes metálicas prefabricadas como una opción muy viable para aplicaciones exteriores.

 

¿Dónde se usan los paneles de metal?

Los paneles de metal tienen muchos usos

Los de una sola piel se utilizan en bodegas, edificios industriales y proyectos de construcción comercial en todo el mundo.

Estos paneles se usan tanto en el interior, como en el exterior de los edificios, proporcionando durabilidad y belleza que duran generaciones.

 


Lea también: Porque usar estructuras metálicas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *