La ligereza y la flexibilidad de las cubiertas tensadas ofrecen una gran libertad de formas para realizar edificios emblemáticos.

Los techos tensados permiten realizar cubiertas aéreas de grandes pórticos, dejando pasar al mismo tiempo la luz natural para crear un ambiente luminoso agradable.

Con una gama de materiales competitivos con una longevidad mecánica y estética probada. Las membranas se inscriben en la gestión medioambiental: son eco-concebidas y reciclables.

Las cubiertas tensadas son membranas de PVC (Policloruro de vinilo) son las más utilizadas en la arquitectura textil.

Los tejidos de poliéster con recubrimiento de PVC se adaptan a las características técnicas necesarias para la confección de una cubierta, con expectativas de vida superiores a los 20 años.

El recubrimiento de PVC contiene aditivos, tales como estabilizadores para los rayos UVA, sustancias retardantes al fuego, colorantes y fungicidas.

Todos ellos se laminan habitualmente en su superficie aplicando lacas protectoras de tipo PVDF (polímeros fluorizados) que facilitan la autolimpieza de las membranas con las lluvias.

Estos revestimientos de PVC suelen tener un espesor aproximado de 0,2 mm sobre el punto de cruce de los hilos.

La selección del material adecuado para las cubiertas tensadas depende de muchas características, desde las propiedades técnicas, mecánicas y físicas, así como también del aspecto estético y dimensión del proyecto a intervenir.


Nuestro Portafolio Estructuras Metalicas

Edificios
Bodegas
Escaleras
Mezanines
Edificios Industriales
Edificios Comerciales